domingo, 22 de diciembre de 2013

ANÁLISIS DEL ANUNCIO DE LA LOTERÍA DE NAVIDAD, NA NA NA NA NA NA NA NA.

Seguidores, hoy ha sido un dia muy importante, hoy ha sido la lotería de Navidad. Ese día en el que nos damos cuenta de que los sueños no se cumplen. Un día del que todos salimos desilusionados. Un día decepcionante. Y así año tras año. Pero es que este año la decepción ha sido doble: por un lado no nos llevamos ni los buenos días y por otro lado, algo mucho más desolador y más deprimente, dejan de poner el anuncio de la lotería. ¿Os dáis cuenta de que nunca más lo vamos a volver a ver en la tele? ¿Os dáis cuenta de que se acabaron las risas con esa maravillosa canción? Yo sí me doy cuenta. Y he entrado en una profunda depresión de la que solo me saca verme diez capítulos de María la del Barrio.
Como no vamos a volver a ver el anuncio de la Lotería de Navidad (pero siempre lo guardaremos en nuestros corazones, y en las listas de reproducción de Youtube, ¿por qué no decirlo?) pues he decidido hacerle un homenaje con(h) un análisis de esos buenos como el que hice con el anuncio de Tampax. Así que dentro video y que empiece la camelita wena.


Para empezar sale un pueblecillo, todo iluminado. Se vaticina la fiesta. Polígono wenoh. Las calles están vacías... ¿Qué ha pasado? ¿La epidemia del virus zombie se ha extendido? Una persona sale corriendo. Desesperado. Necesita ayuda. Algo malo pasa. Lleva una vela. Esto es muy raro. Está aterrorizado. Huye de algo grande. Algo muy terrorífico.

De repente, un arbol gigante, una gran muchedumbre en torno a él y cinco personajes dirigiendo el cotarro. Esto se pone interesante. Ni en las mejores películas de miedo.
Y entonces... UNA LUZ SE ILUMINAAAAA...

Y se ve a grandes estrellas del panorama musical reunidas, cantándole a la navidad. Qué bonito. Me emociono. La gente los mira con admiración y emoción.

Primero sale Marta Sánchez, y luego Busta. Y tres carpeteras le miran con emoción. Están poseídas. Las velas esas llevan algo extraño... Niña Pastori dando el toque flamenkillo que no podía faltar (aunque se echa de menos a los Camela). Y, como en toda Navidad que se precie, está Raphael, "regalando felicidad". Las señoras se emocionan con su presencia.

Y entonces apareció, la gran diva, Montserrat Caballé, con ganas de despedir otro año más, cantándole a la Navidad. Y para despedirlo por todo lo alto, pues decide retar a Raphael. "Oye, Rapha, amoh a ver quién de los dos pestañea menos, ¿te atreves?". Y Raphael acepta el reto. Se lió parda.

La gente del lugar se emociona con el reto de Raphael y Montserrat. "Qué cucos", piensan. No saben la que les espera. El terror se extenderá sobre ellos. Por algo huía el hombre del principio del anuncio, se había olido el percal.

Cantan el estribillo, y luego siguen cantando (sí, estoy analizando la versión extendida porque es más jarcor).

El collar de Niña Pastori os camela a todos. Lo sabes, lo sé.

Montserrat Caballé sin pestañear la pobre mujer.

De un momento a otro empieza a echar rayos laser por los ojos y xao.

Raphael intenta superarla. Da miedo. Socorro. Su sonrisa os camela. Su dentadura es lo máximo (aunque las carillas de Busta también os camelan, que los sé yo).

Sale una pareja. Tienen cara de haber respirado mucho humo de las velas extrañas los pobres.

Empiezan a cantar el estribillo, todos juntos. Pary Jar. Tras ellos está el gran árbol de Navidad. Esta vez más iluminado. Está formado por bombos de la lotería, que parecen twerking balls, todo hay que decirlo.

Hay violines y todo. Esto es grande.

Se empieza a notar el sufrimiento en las caras de Raphael y Montserrat. No aguantan más sin pestañear.

El público se une a cantar. La party se desfasa. Esto parece un poligonito weno. Faltan los Camela dándolo todo con el Sueño Contigo. Una mujer mira su décimo de la lotería. Parece que va a arder. Esto es terrorífico. Montserrat lo ha fulminado con el láser de sus ojos.

El bombo de la lotería de arriba del todo del árbol se gira. Es una tuerkin bol.

Montserrat pega un grito de esos estilo ópera, para alertar a la gente de que se vaya. Ahora va a suceder lo peor, lo que todos temían.

Y sucedió, Raphael diciendo "Na na na na na na na na", con musiquita de cantar la lotería, pero con un tonillo que hace que parezca que dice "Empieza el juegooooo", y con una mirada que inquieta. Moviendo la mano al compás de sus na na nas. Miedo. Ahora es cuando la gente debería empezar a huir. Y su sonrisa es demasiado terrorífica. Y se junta con su mirada (sin pestañear, ¿cómo no?). Sus dientes se mueven como una de esas dentaduras que les das cuerda y se mueven y andan y todo eso (no sé, pero en alguna película lo he visto).

Se corta la emisión. (En realidad se acaba el anuncio). Pero nos podemos figurar que toda la gente ha huido despavorida tras el "aviso" de Raphael. Y lo de "aviso" nunca ha sido mejor dicho, ya que el na na na na na na na na es un aviso de lo que les iba a tocar hoy. Lo que se viene a decir na de na. Na na na na na na na na.

Y hasta aquí llegó el análisis. Espero que os haya gustado, aunque a mí me da que na na na na na na na na.

4 comentarios:

  1. Grande Lady Rebek con to ese arteh ke loh parteh!! ARSAAA!!!

    ResponderEliminar
  2. OLE OLE LO PARTOH COMO MONTSERRAT Y RAPHAEL.

    ResponderEliminar
  3. De las mejores de tu blog. Lo que me he podido reír xD

    ResponderEliminar
  4. ME ESTAIS EMOCIONANDO A BASE DE BIEN CONDENAOS AJAJAJAJJA

    ResponderEliminar